26
Sat, May

Sacan obras de Junot Díaz en librerías de Massachusetts y Maine; cancelan evento en Cambridge

New York
Typography

NUEVA YORK._ Un cerco tendido al laureado autor dominicano Junot Díaz, al parecer articulado por el movimiento femenino #Me Too, se está cerrando en la medida en que avanzan los días, después que varias mujeres lo acusaron la semana pasada de acosarlas sexualmente y el escritor, ganador del codiciado Premio Pulitzer, no responde a las acusaciones.

Sus libros, entre ellos su primera entrega dedicada a los niños, “IslandBorn”, comenzaron ser sacados de librerías en los estados Massachusetts y Maine, incluyendo la de la prestigiosa Universidad de Harvard, mientras la librería pública de Cambridge, canceló un evento literario anual en el que además de Díaz, participarían varias escritoras reconocidas.

El periódico Boston Globe dijo que la Biblioteca Pública de Cambridge canceló su lanzamiento anual de lectura de verano, que contaría con la participación de Junot Díaz, como figura principal.

El evento estaba programado para este 16 de mayo y fue descartado después de que la novelista Zinzi Clemmons tuiteó la semana pasada que Díaz la acorraló y la besó por la fuerza hace varios años.

Varias otras escritoras, incluidas Carmen María Machado, Monica Byrne y Alisa Valdés, aseguran que también fueron intimidadas o maltratadas por el célebre novelista.

El vocero de la biblioteca Lee Gianetti le dijo al periódico que la biblioteca y Díaz "acordaron mutuamente" cancelar el evento. El Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT), donde Díaz enseña escritura creativa, dijo que está investigando las acusaciones contra el autor, cuya novela, "La Breve y Maravillosa Vida de Oscar Wao", ganó el Pulitzer en 2008.

"A medida que el MIT analiza las inquietudes compartidas en las redes sociales con respecto al profesor Díaz, queremos dejar en claro que no toleramos el acoso sexual en el MIT: en todo momento, alentamos a cualquier miembro de nuestra comunidad que haya experimentado o presenciado comportamiento de acoso a denunciarlo usando los recursos que ponemos a disposición ", dijo la escuela en un comunicado. "Tanto los acusadores como los acusados ??tienen derechos y protecciones dentro del proceso que seguimos, y nos esforzamos por proteger la privacidad de todas las partes involucradas".

La escritora de Cambridge Celeste Ng, autora de "Everything I Never Told You" (Todas las cosas que nunca te he dicho) y "Little Fires Everywhere" (Pequeños fuegos en todas partes), cuestionó por qué el evento tuvo que ser cancelado por completo simplemente porque Díaz ya no aparecería.

Al parecer, la Biblioteca Pública de Cambridge estaba prestando atención porque Ng tuiteó el jueves que está discutiendo los planes para un posible panel de reemplazo con los organizadores del evento.

Por su parte, la Junta del Premio Pulitzer anunció el jueves que ha autorizado una investigación independiente de las acusaciones de mala conducta contra Díaz.

La junta dijo que el autor, que fue elegido presidente el mes pasado, dio la bienvenida a la investigación y está cooperando. Díaz fue compelido a renunciar a la presidencia de la junta, aunque permanecerá en el panel.

SACAN LIBROS

Varios de los libros de Díaz, están siendo sacados de las librearías y algunas de las editoras han comenzando a amenazar con retirarle el apoyo.

Una de las librerías, situada en la ciudad de Westbrook en el estado de Maine, ha eliminó todos los títulos del novelista. Allison Krzanowski, copropietaria de Quill Books & Beverage, le dijo al periódico Portland Press Herald que no quiere apoyar a los escritores acusados ??de conducta sexual inapropiada.

La librería está ganando notoriedad nacional mediática, por ser la segunda que dio el paso en Estados Unidos.

Allison dijo que su tienda previamente tiró títulos de David Foster Wallace y Sherman Alexie, que se han enfrentado a similares alegatos.

"Hay muchos autores que no están sexualmente atacando y acosando sexualmente a las personas, por lo que les damos más espacio al eliminar a los que sí lo están", dijo Krzanowski.

"Algunas personas nos agradecieron en persona y comentaron que realmente puede desencadenar que los sobrevivientes de agresión sexual vean esos nombres", dijo.

"Ha habido algunas personas que piensan que estamos prohibiendo los libros, y para eso, digo que es nuestra elección no llevar productos. Tenemos un compromiso de espacio seguro y eso se extiende a nuestros estantes", agregó.

Hasta ahora, las librerías de Boston no están retirando las obras de Díaz, pero una encuesta informal de las tiendas de la zona encontró que la afirmación de la novelista Zinzi Clemmons de que Díaz hizo una abertura sexual no deseada hace varios años puede afectar cuán prominentemente promocionan o exhiben sus libros.

La librearía universitaria Harvard Book Store, dijo que normalmente no prohíbe los libros, pero ha eliminado el último libro de Díaz, un libro para niños titulado "Islandborn".

Asimismo, Brookline Booksmith dijo que permitirá a los consumidores decidir si quieren comprar los libros de Díaz, pero puede no mostrarlos en la librería.

En Papercuts JP, la dueña Kate Layte dijo que todavía está buscando opiniones tras las acusaciones, pero que está dispuesta a dejarlo en manos de los clientes, algunos de los cuales pueden querer leer los libros de Díaz independientemente de las preguntas sobre la conducta del autor.

La dueña de Porter Square Books, Dina Mardell, dijo que la tienda continuará vendiendo los libros de Díaz, así como ha seguido vendiendo los libros de Alexie y "Giant of the Senate", un libro de Al Franken, el senador de Minnesota que fue forzado a renunciar por acusaciones de que actuó de manera inapropiada hacia las mujeres.

En la Feria del Libro de Móviles de Nueva Inglaterra, el propietario Tom Lyons dijo que quitar los libros de Díaz no tiene ningún sentido en absoluto.

Añadió que las acusaciones contra el autor se han convertido en culpables hasta que se demuestre su inocencia.