20
Wed, Jun

Hermano de ex alcalde Serulle califica de tóxica la sentencia de seis meses y defiende transparencia

New York
Typography

NUEVA YORK._ El reconocido empresario Miguel Acosta, hermano del ex alcalde de Santiago de los Caballeros, Gilberto Serulle, calificó ayer martes como “tóxica” la sentencia de seis meses de cárcel que le impuso la jueza Yasmin de los Santos Ortiz de la segunda sala del tribunal penal de esa ciudad, además de imponerle el pago de una multa y una indemnización económica por supuestamente emitir un cheque sin fondo a un contratista de obras municipales al final de su gestión municipal en el periodo 2010-2016.

Acosta, propietario de “Copos Blancos Travel”, una red de agencias especializada en vuelos aéreos, paquetes turísticos, planillas de impuestos y contabilidad corporativa, dijo que la magistrada Ortiz, ha cometido una gran injusticia, porque “eso fue un compromiso que él hizo como ejecutivo de la alcaldía, no fue algo personal”.

Señaló que si no el cheque no fue personal, la responsabilidad es de la institución y no de quien fungía como el alcalde de turno en ese momento, para pagar una obra que se hizo en favor del pueblo de Santiago.

“Pienso que mi hermano Gilberto Serulle, es un hombre muy honesto, pulcro y un gran altruista, que se entregó al pueblo de Santiago en cuerpo y alma”.

Acosta dijo que el legado que su hermano dejó durante su administración de seis años, no será superado en las próximas décadas, porque si se evalúa todo lo que hizo en favor del pueblo, “eso no lo había hecho ningún alcalde en la historia del municipio”.

Citó obras importantes realizadas por Serulle en los barrios Hoyo de Julia, donde desde la mañana hasta tarde en la noche, el alcalde se metía en mangas de camisa y pantalones arremangados para sacar a los residentes en la extrema pobreza, a los que se les inundaban sus casas y tenían que usar pequeños botes para poder salir de allí.

También recordó el trabajo del ex alcalde en el Hoyo de Bartola, donde también pasaba lo mismo. “Si vamos a la cañada de Los Salados, donde se hicieron edificaciones y reubicó a más de 500 familias en pobreza extrema en viviendas dignas, y personas mayores a las que se les repararon sus casas, iglesias y plazas construidas, como el mercado de la calle 30 de Marzo, que era una especie de pocilga, que fue modernizado y ahora es visitado por los turistas del mundo, como un atractivo centro comercial”.

Acosta dijo que Serulle hizo tanto por su pueblo, “que lo que se ha hecho con él, es una gran injusticia”.

Dijo que la jueza Ortiz debió condenar a la alcaldía y no al alcalde.

El empresario dijo que en la política no hay amigos. “Se puede estar arriba hoy y si ven que se tiene un futuro, los que están abajo, conspiran con artimañas para desacreditar la buena imagen para socavar el ascenso político”.

Rechazó que haya evidencia para justificar la sentencia. “Absolutamente, no hay evidencia para sentenciarlo, fue un cheque para pagar una contratación y hacer una obra en beneficio de los munícipes, no fue personal, como que le trabajaron en una finca o una casa de su propiedad”.

Acosta recalcó que hizo el ex alcalde, que en favor del pueblo. “Fue un cheque a nombre de la alcaldía y aprobado por el consejo de regidores”.

Recordó que a Serulle, la Cámara de Cuentas y empresas extranjeras, le hicieron varias auditorías en las que no aparece un solo centavo desaparecido o desfalcado.

“La gestión de mi hermano, es quizás la más transparente y pulcra en la historia del ayuntamiento de Santiago”, dijo Acosta.

“Todo estuvo claro y fue una de las administraciones más monitoreadas y vigiladas”, explicó Acosta.

Dijo que en la administración de su hermano, se adquirió la recicladora más moderna de América Latina, aunque se inauguró en este Gobierno, pero la gestión la hizo Serulle como alcalde.

“Él siempre ha sido un santiaguero que ama y se entrega a su pueblo”, dijo Acosta.