22
Sat, Sep

Un director dominicano de secundaria demandado por cancelar maestros judíos blancos y mayores de edad

New York
Typography

NUEVA YORK. _ El director dominicano de la Escuela Superior de Artes y Diseño, Manuel Ureña, enfrenta dos demandas federales por las cancelaciones y discriminación de maestros judíos, blancos y mayores de edad que trabajaban en el plantel situado en Manhattan.

Las demandas alegan que Ureña, está sacando sistemáticamente a maestros blancos, judíos y mayores edad de su escuela secundaria.

"Creo que nos odia", dijo Peter Cohn, ex maestro de la escuela sobre el director de la escuela Ureña.

Una demanda sometida en la Corte Federal del Distrito Sur en Manhattan presentada por el maestro Todd Young afirma que Ureña, inició un reemplazo masivo de la facultad en la escuela después de ser nombrado director en 2016.

La demanda de Young acusa a Ureña de acumular quejas disciplinarias y de desempeño contra los maestros para eliminarlos.

"Desde que el director Ureña llegó a la escuela, ha cancelado a varios maestros judíos", dice la demanda, nombrando a Young y otra maestra, Maya Zabar, como víctimas.

Ureña también eliminó a muchos maestros blancos en la escuela y contrató a maestros hispanos para reemplazar a los profesores caucásicos.

En un caso federal separado contra Ureña, Zabar dice que el director no les otorgó tiempo libre a los maestros judíos para celebrar su fiesta tradicional de Yom Kippur y les dio calificaciones injustificadamente bajas.

Cohn, ahora retirado, dijo que Ureña creó una atmósfera de miedo.

"La moral es increíblemente baja allí", dijo, y agregó que las quejas al sindicato de maestros no llegaron a ninguna parte.

En otra demanda federal, Gregory Agosto, un ex líder del capítulo de sindicatos de docentes en la escuela, acusa a Ureña de pisotear los derechos de los docentes y perjudicarlo con bajas calificaciones.

Pero una fuente de la escuela dijo que el personal está contento con Ureña y que es un líder efectivo.

Añadió que es un director popular y desestimó las demandas como reclamos sin mérito por parte de los ex empleados descontentos.

El vocero del Departamento de Educación, Douglas Cohen, dijo que la agencia toma las acusaciones en serio.

Ureña se negó a hacer comentarios, al igual que el sindicato de la Federación Unida de Maestros.