18
Tue, Dec

Anuncian proyecto para crear primer mapa de alta resolución de arrecifes de coral del Caribe en RD

Turismo
Typography

Punta Cana, República Dominicana. La organización internacional The Nature Conservancy inició una inspección en las costas de Punta Cana para crear el primer mapa de alta resolución de arrecifes de coral de El Caribe con el fin de proteger y restaurar este valioso recurso en la región.

La iniciativa permitirá conocer el estado de salud de los arrecifes de coral, dar seguimiento y monitorear los cambios para apoyar las inversiones en conservación y desarrollo. Esta fase se enfocará principalmente en el Santuario Marino Arrecifes del Sureste, con el propósito de conservar el hábitat natural y los ambientes especiales que se forman a lo largo de la plataforma continental del sureste de la Isla La Hispaniola, que comprende el área del Canal de la Mona (al este de Cabo Engaño) y la porción marina existente al sur de la desembocadura del Río Higuamo, espacio de encuentro y albergue de numerosas especies marinas.

El proyecto cuenta con el apoyo del Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales, y es una iniciativa que se enmarca en el programa de trabajo de la Red Arrecifal Dominicana, institución integrada por: Fundación Grupo Puntacana, Fundación Propagas, The Nature Conservancy, Reef Check Dominicana y el Consejo Dominicano de Pesca y Acuicultura (CODOPESCA).

Los trabajos han contado con el apoyo de la Fundación Punta Cana, FUNDEMAR, Asociación de Hoteles y Clúster Turístico Romana – Bayahibe quienes han proporcionado soporte técnico en la toma de muestras de corales y los vuelos del Carnegie Airborne Observatory.

El objetivo central es crear el primer mapa de arrecifes de coral de alta resolución en el Caribe, a escala regional y nacional, que proporcione un inventario de referencia nunca antes alcanzado, se explicó.

La información proporcionada por el mapa estaría disponible para los gobiernos, los socios de conservación y todas las partes interesadas de la región, principalmente el sector turismo.

De acuerdo a The Nature Conservancy, el mapa se realizará utilizando innovadoras tecnologías de inspección, a través de imágenes satelitales de alta resolución y las imágenes hiper-espectrales y ultrasensibles al calor del Carnegie Airborne Observatory, con un avión único en el alojamiento de espectrómetros de imágenes de alta fidelidad y varios escáneres láser.

El proyecto permitiría compilar un mosaico satelital de alta resolución para las fechas anteriores y posteriores de tormentas y huracanes, para cubrir la necesidad de mapas de hábitats costeros precisos y actualizados para la región del Caribe.

Las imágenes proporcionan detalles de hasta 10 pies de dimensión y se compilan diariamente en un servidor, lo que permite a los usuarios comparar cambios muy detallados con el tiempo. Completar los mapas “de pared a pared” de la cuenca del Caribe, usando esta tecnología, tiene el potencial de revolucionar la forma en que se manejan los arrecifes de coral y otros ecosistemas marinos costeros.

Tradicionalmente los arrecifes de coral generalmente los manejaban los buceadores, que cubren menos de 1000 pies cuadrados de arrecife por inmersión, lo cual es costoso y cubre un área muy pequeña. Una nueva constelación de satélites de la organización Planet permite crear rápidamente mosaicos sin nubes para áreas muy grandes, que contienen detalles notables que pueden utilizarse para guiar las acciones de administración de los corales en una manera oportuna.

Francisco Núñez Henríquez, director de The Nature Conservancy para las Antillas Mayores, explicó que “La gran mayoría de los países del Caribe no disponen de mapas precisos de sus propios arrecifes de coral. Los mapas regionales disponibles están obsoletos o no están en una escala útil para las islas y naciones tomar las acciones adecuadas en sus planes de desarrollo y mitigación de desastres”.

Según comentario del Dr. Greg Asner, del Carnegie Airborne Observatory, "el laboratorio áereo está equipado con tecnología para recolectar imágenes hiperespectrales utilizando sensores especializados que tienen la capacidad de mapear la huella química y la composición de hábitats, permitiendo a los científicos mapear no solo especies individuales, sino también detectar niveles de estrés". “La información que sale de estos vuelos cuenta una historia no solo sobre la composición de los arrecifes de coral, sino también sobre su salud, una pieza clave del rompecabezas para entender cómo protegerlos mejor", agregó.

Jake Kheel, Vicepresidente de la Fundación Grupo Puntacana comenta que "el co-manejo del Santuario es una alianza público - privado que ya se está dando frutos entre los diversos socios. Esa herramienta es imprescindible para la toma de decisiones de conservación y restauración en nuestra zona".

Al finalizar, estos datos y mapas se compartirán con los gobiernos, los conservacionistas y los interesados regionales para apoyar la gestión de los recursos y las inversiones dirigidas a la protección y futura restauración de los arrecifes de coral. Estos mapas se usarán para comprender mejor el valor económico y los beneficios que los hábitats costeros brindan a las personas, como protección contra tormentas, recreación, turismo y pesquerías. El plan es que estos mapas sean utilizados para declarar nuevas áreas marinas protegidas, diseñar planes de gestión para las áreas existentes e influenciar las actividades de restauración y protección posteriores a los huracanes para los arrecifes de coral, incluidos los planes para viveros de corales, siembras y desove.