19
Thu, Jul

Diputado Demóstenes Martínez dice: “Si con la resolución de la JCE buscan detener a Leonel no podrán, porque si el león calla las bases del PLD hablarán”

Politica
Typography

SANTO DOMINGO. – El diputado por el Partido de la Liberación Dominicana, Demóstenes Martínez, dijo que, si con la resolución emitida por la Junta Central Electoral se busca detener al expresidente Leonel Fernández, lo conseguirán porque si “el León” calla, las bases del PLD hablarán por él, al tiempo que hizo alusión a la cita bíblica en la cual le decían a Jesús que callara y él les decía: “Si me callo las piedras hablaran”.

Demóstenes Martínez aseguró que no habrá forma humana capaz de frenar el empuje de la candidatura del exmandatario Fernández Reyna, ni el entusiasmo para que este llegue a ser nuevamente el presidente de la República Dominicana.

Entrevistado por el periodista Salvador Holguín y Juan Tomás Taveras en el programa “Ojo Crítico” que se transmite diario por el canal Hilando Fino TV para toda la República Dominicana y el mundo, a través de los sistemas de cables y las redes sociales Facebook Live, Twitter Live, Instagram Live y YouTube, el legislador Martínez puntualizó, que Leonel Fernández está empoderado y tiene una decisión fija, definiéndolo como una persona lineal que garantiza la permanencia del PLD en el poder a pesar de que lo han victimizado y sacado a colación problemáticas tales como el caso de Víctor Díaz Rúa y Félix Bautista con el fin de que no avance en su decisión de llegar a la Presidencia.

En referencia a la ordenanza de la JCE que prohíbe el proselitismo político, Demóstenes expresó que esta decisión no estuvo fundamentada en las leyes constitucionales ya que actuó contrario a esta y violando los derechos fundamentales. En otro orden, manifestó que de los 26 partidos existentes sólo el Partido Revolucionario Dominicano (PRD) ha fijado su posición en cuanto al tema de las primarias, mientras que el PLD consideró dejar en libertad de escogencia a sus legisladores de votar como ellos quisieran, cuestión que deja el partido dividido.